Blog

Es un colombiano sencillo que habla amigable y cálidamente como lo hacen todos los hombres y mujeres de su país. Tiene un currículo impresionante pero no le gusta que se publique, ni se hable de él. Prefiere que lo conozcan por lo que es hoy, por lo que da y recibe.

Viene a Chile varias veces al año, a dictar distintos módulos de la vasta gama de conocimiento que puede incluirse en el concepto de medicina sintergética. Centenares de médicos, profesionales de la salud, y terapeutas asisten a cada uno de sus cursos. Teoría y práctica, poesía y alegría, todo mezclado para complementar la experiencia y sapiencia de los sanadores chilenos, enriqueciéndolos, sensibilizándolos, comprometiéndolos con el ser humano, a cabalidad.

La Medicina Sintergética, ha llegado a Chile para quedarse, y con el reconocimiento oficial del Ministerio de salud. Se trata de una nueva mirada del arte de sanar, que integra el conocimiento de la medicina alopática con la sabiduría de múltiples métodos, técnicas y disciplinas que vienen desde nuestros ancestros, de la naturaleza, de la magia de la energía, de la intuición, de las canalizaciones, etc, etc

Se hizo el tiempo para conversar con Espiral Äurea, y cuando le preguntamos cual es el estado anímico, el sentimiento que tiene un médico alópata, cuando decide abrir su mente y su conciencia a otras posibilidades de sanar, menos institucionales, menos reconocidas en el ámbito de la Medicina oficial, nos respondió:

“Un sentimiento de impotencia, un estado de insatisfacción con aquello que se hace, una decepción de que todos esos recursos aprendidos sean insuficientes y también una necesidad de servir mejor. Cuando captamos todo eso entramos en crisis, pero esa crisis que puede ser destructiva si nos lleva a alejarnos del sentido de vivir de nuestra profesión o a perder la vocación y a ser médicos infelices, también nos da la posibilidad de convertirla en una búsqueda de otros territorios del ser y de la conciencia. En esta búsqueda podemos encontrarle sentido a nuestra medicina y una mayor eficiencia a nuestro ejercicio”.

ENFERMEDAD Y CONCIENCIA.

ESPIRAL ÁUREA: ¿Se puede ya afirmar fehacientemente que enfermedades que se están produciendo hoy día…producto de un sistema de vida que esta sociedad ha elegido, resultan demasiado complejas para la medicina que se estudia en la Universidad, y son mucho más sanables por otros métodos?

DE CARVAJAL:- Hay una relación plena. Hay una correlación entre nuestro estilo de vida, la forma en que nos relacionamos y la forma en que nos enfermamos. Nuestros estilos de vida reflejan la manera como utilizamos nuestra conciencia. Las enfermedades, también. Más que conciencia, hay abuso de la conciencia. Podemos decir que las enfermedades de hoy no son las misma de ayer, el hombre que tenemos hoy no es el que existió hace 20 o 30 años, tenemos nuevos desafíos, nuevas enfermedades, nuevas formas de informarnos, nuevas epidemias, posiblemente hayamos superado algunas cosas en relación con cierto tipo de infecciones, pero epidemiológicamente no estamos hoy mejor, no somos hoy más felices. Hay más accidentes, hay más suicidios, hay más crisis de sentido, de tal manera que a pesar de todos los avances en el plano tecnológico y molecular, los avances en el plano humano han sido infinitesimales en comparación con estos últimos. Hay un gran desfase. Conquistar nuevas tecnologías y nuevas divisiones de la ciencia, no supone que tengamos una mejor humanidad o una mejor conciencia. Si los médicos fuéramos tan buenos seres humanos, como técnicos o como científicos, las cosas se podrían resolver, y si los pacientes lograran acceder a modelos de autogestión en salud, no se verían como víctimas pasivas de la enfermedad, sino como agentes activos. Y sabrían que también provocan sus respectivas enfermedades. Desde ese aprendizaje, accederíamos a una nueva cultura, a una cultura de la salud. Tenemos una crisis y es de participación. La gente cree que sus problemas de salud son del gobierno, son del Estado o de los médicos, y los médicos creemos que los problemas de salud son problemas de las moléculas, ni una ni otra cosa realmente nos lleva a una solución. La solución es humanizar la vida, es asumir la responsabilidad de nuestra tierra, de la naturaleza que ocupamos y que nos ocupa también adentro, participar conjuntamente en la construcción de una nueva cultura de relaciones con la tierra y con nosotros, es construir una estructura relacional, armónica que nos lleve a una humanidad sana que no puede estar al margen de un planeta sano, es decir, la salud es la salud de todos, es la salud de la tierra, es la salud de nuestra economía, de nuestras culturas, de nuestros intercambios socioculturales, de nuestra educación. Digamos que la salud es total o no es salud, porque lo que vemos en la molécula es consecuencia de muchas dinámicas que se dan a otros niveles.

LA SALUD INDIVIDUAL ES UN MITO.

ESPIRAL AUREA:- ¿ De qué manera se relaciona la salud del entorno, de la naturaleza, del planeta, con la individual de la persona?

DR. CARVAJAL:-La salud individual es un mito, tu no puedes estar sano si tu hijo está enfermo y si la tierra que pisas está enferma, o si estás en un ambiente contaminado por smog o por electromagnetismo, o por emociones negativas o por violencia. La salud también tiene que ver con la paz y la paz tiene que ver con la justicia. Hoy se sabe que todo está íntimamente relacionado. Todos los sistemas, biológicos, culturales, sociales, políticos tienen que ver con la salud.

ESPIRAL ÁUREA:-¿La medicina sintergética es de alguna manera, una respuesta?

DR. CARVAJAL.-No es todavía una respuesta, trata de serlo, es un proceso de búsqueda, hemos encontrado algunas pequeñas respuestas, pero digamos que la medicina sintergética no es algo que surge de arriba, que se encuentra por casualidad. Más bien emerge de un proceso que viene de abajo hacia arriba, e intenta ser una respuesta a la necesidad de la gente, a lo que la gente busca sentir. La gente no sólo busca medicamentos o aliviar su dolor, también busca sentido para su vida, para su enfermedad, para su dolor. La misma enfermedad busca sentido porque en la medicina hemos perdido el sentido de lo humano, entonces hemos construido una propuesta que es más un proceso dirigido hacia una respuesta integral. Que parte de retomar lo mejor de nuestros ancestros en el campo de la medicina, con las medicinas ancestrales, sabiendo que no son contradictorios, que es integrador el mundo de la materia con el de la energía, que no hay contradicción entre la información y la conciencia. Que debemos tratar de comprender, que no hay dualidad entre la mente y el cuerpo. Reconocer que en cada molécula también hay un aspecto mental que trata de reconectarnos a la gran cadena de la vida. Es una cadena de reciprocidades e independencias, interdependencias en la que todos estamos sumergidos. Cuando logremos eso realmente podremos hablar de Sintergética. Por el momento estamos intentando esbozar una respuesta y capacitar a los médicos, a los terapeutas y también al público para que tengamos nuevas competencias en el caso de la salud. Me refiero a que seamos competentes, no sólo con nuestra nutrición, nuestro cuerpo físico, sino que tomemos posesión del instrumento humano que también es un campo de energía, un campo de información, un campo del leguaje, de los sueños, de la cultura, la esperanza. En todos ellos vivimos, no sólo en las moléculas.

DESESPECIALIZAR LA MEDICINA.

ESPIRAL AUREA:-¿Cuáles son las y técnicas y los métodos que se están incorporando a esta nueva forma de sanación?

DR. CARVAJAL.-Primero toda la medicina convencional occidental, pero utilizándola de otra manera, teniendo nuevos códigos de lectura de la neurología, de la neurofisiología, de la inmunología. Se trata de “ desespecializar”. Se trata de rescatar esa integridad que un día dividimos, tratando de conocer la parte separada del conjunto. Ahora queremos emprender el sendero de regreso, separamos el hombre para entenderlo, ahora lo volvemos a unificar para comprenderlo, para tener una comprensión más profunda, y ello nos da nuevas luces en la terapéutica. Es muy simple, que tu vuelvas a conectar tu hígado con el meridiano hepático , con la retina, con los ojos y con tu manera de ver el mundo y con tu manera de relacionarte. Cuando logramos integrar todas esas cosas vemos que tu psicología, la energía del meridiano hepático, la función hepática, la alimentación y tus emociones no estaban separadas que esos forman una unidad, entonces restaurar esa unidad perdida para que no veamos el organismo aparte, sino como componentes de un sistema que es indivisible. Segundo, el mundo de la energía descrito bien por los chinos es el biocampo, campo energético humano, saber que cuando tú piensas estás emitiendo un patrón de organizaciones electromagnético, que cuando tu sientes también tu corazón emite ese campo electrodinámico que va mucho más allá de tu cuerpo y que estamos hechos no sólo de materia, sino de energía. Y que podemos incorporar esa energía en nuestros terapeutas, eso incluye electroterapia, magnetoterapia, laserterapia, terapia con luz y color, terapias vibracionales, que actúan sobre ese campo de energía, pero reconocer que más allá del campo de energía hay un campo de información mental, emocional, que en conjunto forman un campo de conciencia y saber que ese campo de conciencia tuyo, no está desconectado de tus ancestros, del mundo de tus arquetipos, del inconsciente colectivo y del campo de la humanidad. Por eso rescatamos todos los campos de la psicología y los utilizamos para humanizar la práctica de la medicina, de tal manera que podamos acceder a la historia de la persona, sabiendo que su historia está inscrita en su presente. Que podamos acceder a sus sueños, saber también que su provenir está escrito en su presente y en su historia. Saber que el psicoanálisis tiene validez, pero al lado del psicoanálisis está la psicosíntesis, que se refiere a tu ego y a tu presente, que también es válida , pero al lado de ellos está la bioenergética de Raig y Lowen, que revelan como la energía se inscribe en un cuerpo y las emociones también. Y aún más allá está esa dimensión del inconsciente colectivo, que es tu dimensión transpersonal que te entra en el mundo de la sincronisidad descrito por Jung. No podemos seguir viendo esos mundos separados. Si lográramos rescatar todos los distintos territorios de la conciencia, que son como cuerpos, podríamos descubrir ese campo unificado de la conciencia que determina la calidad de tu vida y en lugar de trabajar sólo con las moléculas, trataríamos las moléculas como portadoras de energía, información y conciencia y les daríamos otra dinámica. No es que las moléculas vayan a desaparecer o la medicina clásica vaya a desaparecer. Vamos a reintegrarlas y las vamos a ver de otro modo. Así rescataremos la unidad, rescataremos el paisaje de la vida y nos no perderemos del detalle. Y así los árboles no van a impedir que veamos el bosque.

LA TIERRA ES EXTRATERRESTRE.

ESPIRAL ÁUREA:- ¿Está afectando nuestra salud, toda esta energía que viene de las explosiones solares o de esas partículas que han descubierto que son millones de veces más energéticas que todo lo conocido?

DR. CARVAJAL:-Yo creo que la tierra es extraterrestre, que no tenemos que esperar que lleguen partículas cósmicas, ni nuevos átomos, sino que cada átomo de la tierra, que cada partícula de la tierra es producto en última instancia de una explosión de supernova, que un día explota una gran estrella y esa leche galáctica de la explosión en última instancia terminó formando un sistema solar, un planeta, así que tu magnesio es extraterrestre, tu hierro es extraterrestre. Estamos recibiendo neutrones que tienen tan alta energía que ni siquiera existe el riesgo de que choquen con ninguno de estos átomos que son partículas tan pequeñitas que realmente toda tu materia densa es como un infinito vacío para ellos. Es cierto que en cada segundo la tierra circula alrededor de sí misma, rota, pero rota alrededor del sol, pero lo cierto es que el sol se mueve a una velocidad increíble hacia el centro de la galaxia, de tal manera que si reunimos esos movimientos, vamos haciendo un viaje espiral de vértigo, alrededor del seno de nuestra galaxia, lo que implica que en cada segundo nos sometemos a nuevas influencias. Como por ejemplo, cuando nos sometemos a lo que los antiguos llaman la influencia acuariana, porque ese no es un cuento de los astrólogos, de los místicos, sino que es un hecho planetario, cosmológico, astronómico, real. La tierra ya ingresó en un nuevo campo, en una nueva dimensión, está sujeta a un nuevo tipo de radiación. Para esas mismas cosmovisiones la radiación es una radiación violeta, algunos dicen es una radiación de séptimo rayo, algunos dicen que es una radiación que pasa por Urano y tiene un efecto transmutador, lo cierto es que no sólo el hombre, sino toda la tierra está sometida a un gran proceso de transmutación debido a que hay un tipo de influencias cósmicas nuevas, que puede ser destructiva, o constructiva. La energía nuclear sirve para destruir el planeta o sirve para hacer radioisótopos y nos permite ejercer sistemas de diagnósticos o terapeutas muy adecuados. Un láser puede servir para destruir o construir esa energía que no es ni buena ni mala, lo bueno o lo malo es lo que nosotros podemos hacer con ella. A lo mejor aumenta nuestra frecuencia y nos permite ascender en el orbital de la conciencia y ser la humanidad que necesitamos ser, de la misma manera que un virus se puede meter en el genoma o en el núcleo y generar un cáncer, o también completar el equipaje genético. Por otra parte, podemos decir que los virus no son tan negativos y podemos decir que son ingenieros genéticos que han participado del proceso de evolución de la vida, después de millones de años, de la misma manera que las bacterias pueden ser toxicas, y a la vez, ser nuestros mejores aliados cuando las tratamos con una mentalidad ecológica. Digamos que esas radiaciones están en nosotros, que el hombre es radiactivo, yo no conozco radioactividad más peligrosa que la de las emociones negativas y de los pensamientos destructivos, así que pudiéramos echarle la culpa a los extraterrestres o a radiaciones extrañas que llegan, pero nosotros que estudiamos el campo de la energía sabemos que hay energías peores que la de la radioactividad y que son más destructivas que las energías que disrrumpen los núcleos atómicos y esas energías son las de emociones mal canalizadas, que terminan siendo autodestructivas.

LA RAZÓN DEL ÉXITO DE SUS CURSOS.

ESPIRAL ÁUREA:- A sus cursos asisten médicos, profesionales de la salud y sanadores que vienen de prácticas medicas complementarias. ¿Qué esperan unos y otros, encontrar en sus cursos?..¿ O qué les diría usted que van a encontrar?

DR. CARVAJAL:-Que se van a encontrar a sí mismos. Que no van a encontrar nada más que el potencial infinito que hay en cada ser humano, que van a hacer un camino hacia el interior para encontrar ese potencial, que van a reconciliarse con lo que es ser humanos y van a poder aplicar ese potencial como médicos o como sanadores, o como amas de casa. La medicina y la terapéutica se refieren siempre a la relación. Toda relación humana es terapéutica, y cuando nosotros podemos reconocer ese hecho y utilizar científica y humanamente nuestras relaciones para sanar, cuando podemos hacer que cada ser que esté cerca de nosotros se vaya mejor de lo que vino, cuando podemos saber que tenemos energía, que tenemos centro de energía, que podemos sanar con la palabra, con nuestra mirada, con nuestra presencia, con nuestro campo humano, en fin, cuando conocemos en vivo y en directo que la relación humana es terapéutica, entonces despertamos el sanador interior, descubrimos ese potencial. En los cursos de Sintergética es bien particular, porque está el científico, el neurocirujano, ortopedista y al lado está el músico y al otro lado el administrador y el ingeniero y más allá el ama de casa. Es excelente que podamos diseñar un lenguaje humano, universal accesible a todos, que todos podamos emplearlo desde nuestra perspectiva para podernos sanar, y ayudar a sanar la tierra. Yo digo que la Sintergética es como un menú y en ese menú hay ensaladas para los vegetarianos y hay carne para los carnívoros y hay dulce para los que no tienen diabetes, así que escoge el menú y el menú es materia, energía e información, conciencia. Algunos trabajan con la palabra, otros con las manos, otros con láser, otros con las moléculas, pero todo ello no es más que facetas de un solo instrumento terapéutico que es la conciencia.

Gladys Díaz Armijo.

Author: espiralaurea

Comments are disabled.