Gladys Díaz Armijo – Directora

gladys_diaz

Mi nombre es Gladys Díaz. Nací en un pueblito precordillerano, campesino y minero, cerca de los verdes campos de trigo, de grandes nogales y de cerros color turqueza, preñados de cobre. Recuerdo como entretención preferente en esa infancia lejana, desafiar al viento, a todo galope mientras mi caballo tragaba lejanías, hasta llegar a la nieve. Crecí arropada con fogones, junto a mujeres viejas que contaban historias mágicas de ángeles, gnomos y elementales. Eramos una con la Madre Tierra. Eramos y somos.

Largo fue el camino hasta llegar a puerto. Recorridos sinuosos, hasta distinguir la meta. Pero todo ayudó al esclarecimiento, incluso aquello que fue elegidamente doloroso.

Me enamoré de las teorías de la Comunicación y me titulé como Licenciada y Periodista, en la Universidad de Chile. Recorrí el mundo, las redacciones de diarios, radios y revistas. Disfruté ser reportera, comentarista y directora. Académica e investigadora. Llegó el tiempo de hacer cambios profundos, de descubrir que no se puede recuperar lo femenino desdibujado en tantas luchas, sin reencontrarse con la espiritualidad, sin aprender que estamos de paso, y que somos eternos.

Mientras dirigía una escuela de Periodismo universitaria y recorría el cono sur de América como corresponsal de un diario europeo, descubrí atajos que liberaban los matorrales y permitían ver con más luminosidad el horizonte.

Me hice facilitadora de distintos talleres. Conocí los alcances de las glándulas pineal y pituitaria, desarrollé la capacidad de enseñar a meditar a los niños. Me hice instructora de la Técnica del “Magnified Healing”, profesional del “EMF Balancing”, Profesional de la TRE (“Terapia de Repuesta Espiritual”), Radiestesia y Técnicas curativas de la Cruz Ankh. Y más.

Desde el año 2000, impartí el taller “Flor de la Vida”, dando a conocer en Chile, el mensaje sabio y permanente de Drunvalo Melchizedek.

Durante cuatro años y medio, a partir del 2004, edité, dirigí y fui propietaria de la revista “Espiral Aurea”, destinada a propiciar la elevación de la conciencia, amor a la Madre Tierra, formas de vida natural, respeto a la sabiduría ancestral de los pueblos originarios, el proceso de la ascensión dimensional, Medicina complementaria y psicoenergética, etc.

Ya en los últimos años, regresé a la Universidad, a estudiar Psicología, y me titulé en la UNIACC (Universidad Privada chilena), hace dos años. Ejerzo como Psicóloga clínica, administrando también terapias complementarias, como el EMDR, regresiones, técnicas energéticas,etc.

Tengo un hijo budista y dos nietos mellizos maravillosos.